14 May

Jugando en la desescalada

En las próximas semanas/meses volveremos, de forma escalonada y con más o menos repuntes, a aumentar poco a poco el contacto social. Llegará el momento en que podremos saciar nuestras ganas de retomar nuestras partidas con los amigos.

Hay indicios de que tendremos pandemia para rato, por lo que tendremos que acostumbrarnos a adquirir una serie de hábitos que nos ayuden a mantener una distancia física segura, quizás mal llamada distancia social, que evite posibles contagios.

Los juegos de mesa, por su componente físico en el que varias personas interactuamos con componentes que tocamos con nuestras manos, son un posible foco de propagación. Para evitar problemas debemos tomar  medidas de precauión que puedan permitirnos jugar de forma segura.

A continuación vamos a presentaros algunas de nuestras ideas para aquellos juegos que ya tenéis, que en todo caso siempre pueden ser mejoradas con todas aquellas que se os ocurran. Estamos trabajando en ideas para que los autores y editores podáis diseñar vuestros nuevos juegos adaptados al covid-19, pero eso tocará en un próximo artículo.

  1. Usar mascarillas, guantes y pantallas faciales.
    Es una medida básica de protección, que os ayudará a compartir un mismo espacio físico de forma más segura. Si no puedes usar mascarillas al menos la pantalla facial evitará que compartáis partículas no deseadas.

  2. No os toquéis la cara con las manos.
    No os toquéis la cara con las manos, no os toquéis la cara con las manos, no os toquéis la cara con las manos… ¿captado el mensaje no? 😀

  3. Jugar en una mesa grande.
    Esto os permitirá mantener el distanciamiento físico necesario de entre 1 y 2 metros. Intentad mantener siempre esta distancia de seguridad, no vale emocionarse y descuidarse con esto.

  4. Procurad llevar vuestros propios componentes.
    En la medida de lo posible, ir preparados con aquellos componentes que sean de uso frecuente y exlusivo de cada jugador como dados, contadores, lápiz, goma, papel, rotulador de pizarra, etc. No es mala idea, si tenéis varias copias del juego, que cada uno lleve la suya.

  5. Impermeabilizar vuestro juego.
    Fundas para las cartas, láminas de plástico transparentes encima del tablero, bolsitas zip para tableros pequeños… los más manitas podéis atreveros a barnizar ciertos componentes de cartón como tokens, troquelados, etc. Esto os permitirá usar pulverizadores desinfectantes, bayetas, toallitas desinfectantes, etc, entre partida y partida o durante la misma.

  6. Usar la figura del Director de Juego.
    Al igual que en el rol, es buena idea que exista un director de juego, una única persona toque la mayoría de los componentes del juego, fichas, tablero, losetas, etc. Que se encargue de hacer los movimientos siguiendo las indicaciones de los demás. Lo ideal es que sea el dueño del juego, de tal forma que en la medida de lo posible, sea el único que lo manipula. Hacerte con un rastrillo telescópico como los que usan los crupier en los casinos te ayudará mucho a la hora de repartir cartas y componentes, manteniendo las distancias.

  7. Apoyaros en Apps, plataformas online o herramientas digitales.
    Aunque estéis físicamente juntos, que es algo que no cambiaríamos por ninguna plataforma online, sí que podemos apoyarnos en algunas de ellas para usar ciertos componentes para los que no encontremos una forma segura de usar en su versión física. Toca echarle un poco de ingenio e imaginación.

  8. Jugar en sitios ventilados.
    Más que nunca jugar al aire libre es buena idea. Jardín, terraza, parque, zona verde, sala grande…

  9. Por ahora evitar aquellos juegos que no os permitan mantener las distancias.
    Si es necesario acordad cambios en las reglas del juego que puedan ayudaros, pero si no es posible, hay mucha oferta de buenos juegos en el mercado, seguro que si buscáis en vuestra ludoteca encontráis buenas opciones. Hay juegos, que por sus reglas o naturaleza, sería imposible mantener todas estas precauciones. Hay que jugar, no jugársela.

  10. Ser responsables y exigentes.
    Si algún jugador no cumple los mínimos de seguridad, exigirlo. Y si es necesario levantaros de la mesa y abandonar la partida. Por mucho que os una la amistad y confianza, el virus no sabe de esas cosas y cualquiera de nosotros puede ser portador sin saberlo.

Veréis que hay ciertas cosas fáciles y otras más difíciles de cumplir. Las cartas son un punto débil en todo esto, porque se barajan en el mazo, se reparten, se tienen en la mano, y puden pasar de jugador en jugador. Por eso extremar las precauciones con el uso de guantes, pantalla facial y fundas para las cartas es si cabe de las acciones más importantes. Desinfectralas siempre que sea posible.

Os deseamos mucho ánimo en todo este proceso, os pedimos mucha responsabilidad, recordad que todo esto no son más que ideas y recomendaciones y que en todo caso pueden no ser suficientes. Mejorarlas en todo lo que se os ocurra y compartir vuestras ideas con el resto de la comunidad.

Que disfrutéis del reencuentro, aunque sea un poco más aséptico de lo habitual será grandioso, seguro.
¡A jugar!

EnglishEspañol